¿A qué le temen los famosos?

Al ver a los artistas en tantas entrevistas, películas, conciertos y pasarelas, nos da la sensación de que son indestructibles: ¿cómo puede alguien actuar tan natural frente a tantas personas? Sin embargo, no debemos olvidar que los artistas también son personas, y por lo tanto también tienen fobias; aunque debemos admitir que algunas de estas estrellas padecen de miedos casi tan extravagantes como sus personalidades.

Johnny Depp

Si hay un común denominador entre los personajes más emblemáticos de Johnny Depp, es su elaborado vestuario y maquillaje; lo que hace irónico que padezca de coulrofobia, el miedo a los payasos.

Madonna

Sólo hay una cosa que puede desconcentrar a Madonna en medio de una coreografía: su miedo por las tormentas y los rayos. ¿No les parece un poco raro que estando siempre en escenarios con flashes y efectos de luz y sonido tenga esta fobia?

Nicole kidman

No le teme ni a las alturas, ni a las arañas, ni a los fantasmas… su más grande miedo son las mariposas; dice que son raras y misteriosas. Pero puede que su fobia no sea tan descabellada, ¿han visto a una mariposa de cerca?

Oprah Winfrey

Si fuera un concurso de fobias raras, Oprah ganaría el primer puesto. La influyente presentadora sufre de una fobia poco común: miedo a la goma de mascar. Dice que su miedo es un derivado del asco, ya que cuando era niña su abuela tenía filas de goma de mascar pegadas en un gabinete.

Rihanna

A pesar de haber nacido en Barbados, una isla caribeña, Rihanna tiene un miedo irracional a los peces. Incluso se cuenta que en una ocasión tuvo que ser rescatada del mar por un ataque de pánico al ver que había peces nadando cerca.

Channing tatum

Channing nos demostró que las apariencias engañan, ya que detrás de su porte rudo esconde un inmenso miedo a las feroces y bestiales muñequitas de porcelana. Así es, esas pequeñas muñecas de adorno que tienen las abuelas en casa.

Michael Jordan

Para llegar a ser un ícono deportivo es indispensable ser valiente, así era Michael Jordan, sin miedo a los rivales y con cabeza fría en los últimos segundos de los partidos. Sin embargo, en su infancia, Jordan fue testigo de la muerte por ahogamiento de uno de sus amigos, por lo que desarrolló un miedo intenso al agua.

Ahora sabes que tu miedo a las alturas no es tan grave como las fobias de algunos famosos, ¡qué alivio!

 

¡Comparte!

About the author - Bety Canchola