Alternativas para dejar de comer carne

El planeta grita que dejemos de comer carne; los incendios, el calentamiento global y el aumento de enfermedades no son coincidencia. Sabemos que no poder comer taquitos suena terrible, pero hay muchas otras opciones de comida y si eres de los o las valientes que ya se decidieron por dejar la carne te dejamos estas alternativas que se adaptarán a tu estilo de vida.

Ovovegetarianismo

dejar de comer carne

Este tipo de dieta, no te permite comer carne pero si podrás seguir comiéndote unos deliciosos chilaquiles con huevito. Sin embargo, las personas que siguen esta dieta no pueden tomar leche. Los ovovegetarianos normalmente buscan huevos de corral en lugar de los comerciales.

Lactovegetarianismo

Al contrario de los ovolactovegetarianos, los lactovegetarianos sí tienen permitido tomar leche (pero no huevos). Tienen una dieta un poco más amplia, ya que pueden comer mantequilla, yogurt, queso y otros derivados de la leche. Si amas los licuados por la mañana y la nieve, este tipo de dieta es la tuya.

Apivegetarianismo

dejar de comer carne

Los apivegetarianos son aquellos que sí pueden consumir miel, sin embargo no pueden comer nada más que sea proveniente de los animales. Ellos tienen mucho cuidado de que su consumo no afecte a las abejitas, que como sabemos son de las especies que más debemos proteger actualmente.

Veganismo dietético, ético y ambiental

dejar de comer carne

Estas personas están totalmente restringidas a cualquier alimento que provenga del animal, desde la carne hasta la miel. Son el tipo más “estricto”. Sin embargo, han encontrado muchas alternativas deliciosas que no dejan de sorprendernos, desde nuggets hasta salchichas veganas, que por cierto ya las probamos y están riquísimas. 

Dentro de esta categoría hay veganos denominados “éticos” que tampoco consumen ropa ni artículos de piel, y los “ambientales”, cuya motivación es la de no dañar más al planeta con la producción ganadera.

Crudiveganismo y frutarianismo

dejar de comer carne

Las categorías de las dietas crudiveganas y frutarianas son bastante cuestionadas. Se trata de dos corrientes que se ha sabido acarrean problemas de salud a largo plazo. 

Aquellos que son crudiveganos, no pueden comer nada que provenga de los animales y nada que esté cocinado a más de 48º grados, ya que argumentan que se pierden los nutrientes de los alimentos. En cambio, en el frugivorismo, solo se consumen frutas crudas.

dejar de comer carne

¿Qué opinas, podrías dejar la carne? Si quieres empezar poco a poco, existen otras alternativas como lo son: 

– Pescetarianismo: se permite comer pescado.

– Pollotarianos: el pollo es permitido.

O la flexivegetariana, que en su mayoría lleva una dieta vegetariana pero se permiten de vez en cuando unos buenos taquitos de carne asada para calmar el antojo. 

Para que te inspires a probar, te recomendamos el programa Hogar Dulce Hogar por el canal Gourmet, ¡donde encontrarás recetas de todo tipo! 

Ya sea que te vayas por la carne o por lo vegano, lo importante es ser consciente y hacer lo mejor para tu salud. Si vas a comenzar una de estas dietas, es sumamente importante acudir a un profesional que te ayude a cubrir tus necesidades alimenticias. ¡Tú puedes!

 

Notas que te podrían interesar: ¿Qué es la comida negra?, Alimentos que nunca debes guardar en el refri, Los cafés más únicos del mundo.

¡Comparte!

About the author - Isabel Murillo