Conoce todo sobre Captain Fantastic

SINOPSIS 

 En las profundidades de los bosques del Noroeste Pacífico, aislado de la sociedad, un padre devoto (Viggo Mortensen) dedica su vida a transformar a sus seis pequeños hijos en adultos extraordinarios. Pero cuando la tragedia golpea a la familia, se ven obligados a dejar su paraíso autocreado y comenzar un viaje hacia el mundo exterior que desafía su idea de lo que significa ser padre y cuestiona todo lo que él les ha enseñado.

ACERCA DE LA PRODUCCIÓN

 En los bosques del Noroeste Pacífico, Ben Cash, el ferozmente independiente patriarca de Captain Fantastic, cría a su familia lo más lejos que puede de la influencia de la cultura consumista moderna. Ocupando los días de sus seis hijos con una rigurosa educación, exigente entrenamiento físico e intensa instrucción para sobrevivir en la naturaleza, Ben cría a una tribu de “reyes de filosofía” con resistencia cardiovascular y muscular de atletas de élite y una comprensión de textos clásicos difíciles para su edad.

Para Matt Ross, el escritor y director de Captain Fantastic, la historia es una exploración de las elecciones que los padres hacen para sus hijos. “Estoy fascinado por todas las cuestiones que giran en torno a la paternidad”, dice Ross. “Ben ha dejado el mundo exterior y cualquier ambición personal que pudiera tener para él para dedicarle su vida a ser el mejor padre que cree que puede ser. La pregunta es: ¿él es el mejor o el peor padre del mundo? ¿lo que él está haciendo es loco o locamente fantástico?”

Algunas de las experiencias de la familia Cash tienen su origen en la propia educación de Ross. “Mi madre estaba interesada en situaciones de vida alternativas”, señala. “Cuando era niño, no se le decía vivir “desconectado de la red”, pero vivíamos en comunas en California del Norte y Oregon. Estábamos en el medio de la nada sin televisión ni la tecnología más moderna.”

Al igual que la familia del Captain Fantastic, los primeros años de vida de Ross fueron en cierta forma en una gran aventura y, en otra, una experiencia dislocada para un niño. “Resultó especialmente difícil durante la adolescencia”, comenta. “Estaba separado de los niños de mi edad cuando comencé a sentirme atraído hacia el sexo opuesto. Mis amigos estaban lejos. Quería tener un elemento social en mi vida. El hijo mayor de los Cash, Bo, se encuentra en ese punto en la película, mientras que a los hijos más pequeños esta vida les sigue pareciendo excitante.”

Ross admite que al escribir el guión, también lidiaba con sus propias preguntas acerca de cómo ser un padre en una América contemporánea. “¿Es inteligente permitir que tus hijos estén electrónicamente conectados todo el tiempo?”, pregunta. “También podrías preguntarte: ¿es responsable permitir que su hijo juegue fútbol americano de contacto de contacto pleno, que yo jugué de niño? Hay muchas pruebas que indican cuán peligroso es este juego. No es necesario que vivas en el bosque y escales rocas con tus hijos como lo hace Ben para correr riesgos.”

El personaje de Ben es de alguna forma aspiracional para Ross. “Me gustaría haber sido lo suficientemente valiente y desinteresado para abandonar mis objetivos creativos o mis ambiciones de carrera por mis hijos”, dice. “Para Ben, cualquier cosa que él estuviera haciendo ocupa un segundo lugar respecto de la crianza de sus hijos. Lo hace con un costo, y eso es realmente la película.”

Las elecciones de Ben son mucho más extremas que las que considerarían muchos padres. Durante diez años, Ben y su familia han vivido totalmente desconectados de la red en un complejo remoto en donde cazan y cultivan su propio alimento. Él y su esposa Leslie han decidido criar a su prole de una forma muy alejada de la norma que formula preguntas respecto de si el fin justifica los medios. “Hace cosas que podrías argumentar legítimamente que pone en peligro sus vidas”, dice Ross. “Las preguntas acerca de las mejores formas de nutrir a los niños son muy reales.”

Dejando de lado esas preguntas importantes, Captain Fantastic es una aventura excitante, conmovedora y a menudo divertida, ambientada en un rústico país maravilloso creado por Ben, en donde él y sus hijos celebran sus logros poco comunes, ya sea que dominan las artes marciales o demuestran su conocimiento prodigioso sobre el pensamiento político estadounidense. “Hacer que esta política fuera entretenida y a la vez sólida y honesta siempre fue nuestra prioridad”, dice Lynette Howell Taylor, productora de Captain Fantastic.

También productora de la primera película de Ross, 28 Hotel Rooms, Taylor afirma que admira el enfoque del director respecto de la filmación. “La larga historia de éxito de Matt como actor lo ha convertido en un excelente director”, explica. “Cuando estás en una sala con Matt, hay calidez y energía allí. Como actor, sabes que será seguro para experimentar. Siempre resulta una experiencia de colaboración con él, en oposición a “Aquí tienes tu guión, di tus líneas, y muchas gracias”. Eso es parte de lo que nos permitió obtener un elenco tan fuerte para la “película.”

Acompaña a Taylor su socio de producción Jamie Patricof, así como el productor Shivani Rawat, CEO de ShivHans Pictures y la productora Monica Levinson, presidente de producción de ShivHans. Para Patricof, el guión de Ross me resultó cercano. “La primera vez que leí el guión, me enamoré de él de inmediato”, señala. “Como padre, sé que criar niños correctamente, en especial hoy en día, es una de las cosas más difíciles que una persona puede hacer. El guión de Matt desafió todas las convenciones sobre la crianza de los hijos que yo tenía. Me dejó anonadado.”

“Primero obtuvimos el proyecto a principios de 2014 y tardó un instante en ponerse de nuestro lado”, agrega Rawat. “Ver la determinación de Matt Ross y todo el trabajo que había puesto en esta película fue inspirador. Fue uno de esos guiones que no podíamos rechazar.”

La fuerza de la historia se basa en el propio deseo de Ross de ser el mejor padre posible, dice Taylor. “Todos tenemos nuestros propios valores y nuestro propio barómetro moral. Captain Fantastic te obliga a pensar acerca de qué tipo de conducta, en especial como padre, piensas que es o no es aceptable. Ben se encuentra en el extremo alejado del espectro con ideas radicales acerca de la crianza de los hijos, pero se hace las mismas preguntas que nos hacemos todos.”

La película le planteará muchas preguntas al público, que no siempre estará del lado de Ben, agrega la productora. “Finalmente, es un viaje sumamente emotivo y transformador para una familia muy unida que ha decidido vivir de manera inusual. Simplemente espero que haga hablar a las personas. Es muy divertida, que es lo más importante, y si enciende la conversación sobre estas cuestiones, hemos hecho bien nuestro trabajo.”

DETRAS DE ESCENA

 La acción de gran envergadura de Captain Fantastic se extiende aproximadamente 1.500 millas desde los lluviosos bosques del Noroeste Pacífico hasta el alto desierto de Albuquerque, así como las sinuosas carreteras entremedio. La filmación comenzó en Seattle y sus alrededores y viajó por el estado de Washington antes de embarcarse en un viaje por ruta de la vida real que reflejaba la odisea de la familia Cash.

“Eso era difícil de hacer con nuestro presupuesto”, dice Taylor. “Era difícil con un equipo tan grande y era difícil porque teníamos un grupo de niños a los que tener en cuenta. Matt realmente deseaba tiempo para improvisar y siento que tuvo la oportunidad de hacerlo, pero todos tenían que ser muy apasionados acerca del trabajo para lograr cumplir con el cronograma y el presupuesto. Fuimos increíblemente afortunados con nuestro equipo clave, comenzando por nuestro cineasta Stéphane Fontaine.”

Fontaine, que ha ganado tres premios César por su trabajo en Rust and Bone, A Prophet y The Beat That My Heart Skipped, aportó dos habilidades complementarias que Ross sabía que eran esenciales para lograr el sentimiento que deseaba para esta película. “Queríamos poder seguir a los niños de manera orgánica, pero igual hacer lindas imágenes”, dice Ross. “Sus películas son piezas maestras del cine, en mi opinión. Él sabe como contar la historia con su cámara. Quería crear un entorno en donde seguíamos a los actores, en lugar de simplemente poner marcas en el suelo, así que necesitábamos a alguien con verdadera sensibilidad para la actuación. Stéphane simplemente se puso la cámara en la espalda y persiguió a los niños por el bosque. Eso finalmente era lo necesario para captar las actuaciones que deseábamos en imágenes maravillosamente iluminadas.”

“A veces teníamos que reconcibir el vuelo, pero él es un artesano sofisticado”, continúa el director. “Siempre quiero trabajar con personas que saben más que yo y pueden aportar cosas inesperadas al trabajo. Me fuerzan a articular por que tengo razón o a darme cuenta de que estoy equivocado.”

El diseñador de producción Russell Barnes creó el complejo improvisado Cash de cero, prestando especial atención para asegurarse que todo en él se basara en la realidad. Ross compartió sus ideas iniciales respecto de como sería el campamento con el diseñador y estaba fascinado de descubrir que Barnes tenía fuertes nociones propias. “La conversación siempre giraba en torno de hacerlo real”, dice. “Russell propuso ideas que no estaban en el guión, como tener energía solar. Él pregunto: ¿dónde está la fuente de agua corriente? ¿Cómo son los servicios sanitarios? ¿Cómo se cocina? Se trataba de resolver esos problemas de forma que tuviera sentido.”

Desde el tipi que alberga a la familia hasta los complejos sistemas de poleas y plataformas que los transportan por las copas de los árboles, Barnes construyó un entorno práctico y meticulosamente detallado. “Russell fue un hallazgo”, dice Taylor. “Construyó un mundo entero que todavía está allí en el bosque. Se convirtió en un destino turístico, porque es tan genial. Él también tenía que crear un segundo mundo distintivamente diferente en Nuevo México en una gran casa muy formal, y lo hizo igual de bien.

Crecer en una isla con una población de 7.000 personas y una deficiente red eléctrica hizo que Barnes fuera exclusivamente calificado para crear el entorno de bosques de la familia Cash. “Tenía que hacer esta película”, afirma Barnes. “La historia realmente me llegó. Me entusiasmo mucho diseñar el complejo, así como “Steve”, el ómnibus de la familia Cash. Matt siempre era optimista. Me impactó cuán leído e inteligente es. Realmente me obligó a llevar mi diseño a otro nivel y a investigar todo lo que iba a incorporarse al escenario.”

Asegurarse de que todo sea práctico y funcional era su prioridad. “Primero, me pregunté cómo una familia de siete podría vivir y trabajar en este entorno”, explica el diseñador. “Tenía que calcular cuánto espacio necesitarían, cuánta agua les haría falta y todas las demás cosas básicas. Lo bosquejé en mi mente y una vez que lo tenía, comencé a trabajar en la estética. Acumulé cientos de fotos diferentes de propiedades desconectadas de la red y de supervivencia que estaban llenas de formas ingeniosas de vivir de la tierra.”

Según Levinson, ver el complejo en persona es incluso más impresionante que verlo en pantalla. “Deseo que hubiera una forma en que pudiéramos haber mostrado todo en una toma, pero eso no era posible dado que estaba ambientado dentro del bosque, incorporando toda la naturaleza de alrededor. Russell hizo un verdadera casa de trabajo para esta familia, así como un entorno seguro para que los actores hicieran su trabajo.”

“El complejo era una creación extraordinaria”, dice Patricof. “Russell realmente creó una ciudad. Todas las complejidades y detalles que incorporó estaban hechas para mostrar cómo Ben había creado esta utopía para sus hijos, con todo lo que podrían haber deseado o necesitado. Cuando vi por primera vez el complejo en la vida real, todo lo que quería es que mis hijos estuvieran allí conmigo. Eso va de la mano con lo que él hizo con Steve.”

Para Steve, la casa rodante de la familia Cash, Barnes adaptó un viejo ómnibus escolar. “Steve fue uno de los escenarios más difíciles que he hecho”, afirma. “Tenía que ser funcional para el viaje por ruta, pero también tenía que alojar a un equipo de filmación. Buscamos durante semanas tratando de encontrar el ómnibus adecuado y apareció el Bluebird, el clásico ómnibus escolar estadounidense.”

Usando un modelo a escala de cartón, Barnes creó plantillas para las cuchetas, espacio de almacenamiento, un aula y todos los demás equipos que necesitaría la familia. “Pude reorganizar todo de manera instantánea”, dice. “Fue como jugar Tetris. Me hizo finalizar el diseño mucho más fácil.”

Barnes trabajó estrechamente con Courtney Hoffman, el diseñador de vestuario de la película, para crear una estética cohesiva para la película. “Desarrollaron el mundo en formas que yo no había concebido”, dice Ross. “Entre ellas, se volvió un mundo más rico, más real y más complejo.”

Las vívidas imágenes del guión atraparon a Hoffman de inmediato. “El hecho de que la historia tiene tanto corazón es un bonus”, afirma. “Desde el minuto que leí la primera página en donde ellos emergen del bosque cubiertos de barro, me convenció, hacia donde siguiera a partir de allí.

Hoffman llegó con un libro de aspecto de ideas y habló sobre cómo definir los personajes a través de su ropa, que estaba perfectamente alineado con las ideas del realizador. “La primera vez que me reuní con ella, me mostró los detalles del vestuario de cada personaje”, dice Rawat. “Lo que captó a la perfección fue vivir en la forma que lo hacen, no usan ropa de diseñador. Cada vestuario que Courtney presentó estaba bien pensado y ayudaba a definir incluso más a los personajes.”

También tomó la historia de la familia en cuenta para contar la historia en forma visual. “Traté de imaginar qué tipos de cosas Ben y Leslie habrían llevado cuando fueron por primera vez al bosque y cómo eso podría influir en la forma en que sus hijos se visten en la actualidad”, dice. “Las dos niñas mayores están en una edad en donde podrían usar la ropa de Leslie. Los niños menores usan ropa heredada o cosas rehechas. Hay algunas pieles que usan a partir de lo que cazan. Queríamos incorporar mucho trabajo manual, porque todos saben cómo tejer crochet, cómo tejer y cómo zurcir. Si perdieron botones en una camisa o sus jeans se rompieron, no los tirarían, los arreglarían.”

Hoffman incansablemente recorrió tiendas de objetos usados, ventas de segunda mano, eBay y Etsy para buscar artículos que encajaran en el concepto, según Levinson. “Encontró algunas cosas sorprendentes, en especial para los niños. Todos tienen una calidad mágica que funciona para esta película.”

El objetivo, dice el diseñador, era crear ropa que pareciera que tenía 10 años. “Ese desafío era verdaderamente sorprendente. Todos en mi equipo estaban llenos de tanto amor, el tipo de amor que tiene la madre cuando emparcha una rodilla y pone una cara de monstruo sobre ella en lugar de simplemente remendarla.”

Hoffman señala una prenda hecha a mano en la película que personifica esa idea. “La prenda de la que estoy más orgulloso es el chaleco del funeral de Bo. Está hecho de retazos de cada prenda que alteramos, le hicimos el dobladillo o cortamos. Es un símbolo de la reencarnación y el círculo de la vida. Hicimos una prenda que es literalmente la manifestación o reencarnación de otras prendas.”

Hoffman también hizo una afirmación audaz con lo que Ben lleva puesto en el funeral. “Pensé que él debería llevar cualquier cosa que hubiera usado en su boda”, comenta. “Lo siguiente que supe, Viggo me envió una camisa Western estampada roja, con botones en el frente, que el usó para su primera boda. Busqué por toda Internet un smoking rojo cereza que combinara con ella.

Contar la historia de Captain Fantastic le ha dado a Ross la posibilidad de considerar lo que él haría en lugar de Ben. “Esa pregunta es realmente la génesis de la película”, dice el director. “Ben ha dejado todo para criar a sus hijos de esta forma. Pero al entrenarlos para sobrevivir en su mundo, los ha vuelto incapaces de funcionar en el mundo real. Esta película es realmente acerca de un hombre que busca el equilibrio.

“Espero que sea divertida y triste, que los invite a examinar su propia vida e ideas, y que finalmente resulte conmovedora”, concluye Ross. “Está la noción de que las películas con “arte” indie te brindan nutrición intelectual. Están impulsadas por los personajes, tienen menos clichés, más matices y son más estimulantes desde el punto de vista intelectual. Y por otro lado, está la idea de que las películas de Hollywood tienden a no presentar matices ni ser complejas, solo tienen el entusiasmo y la energía de una montaña rusa. Ambas están en bancarrota si eso es todo lo que ofrecen. El Santo Grial, para mí, es una película que haga pensar y resulte conmovedora, una forma entretenida de pasar dos horas. Espero que hayamos creado un viaje divertido y ameno que los haga reír y llorar, pero también les deje algo en lo que valga la pena pensar.”

ELENCO

Ben VIGGO MORTENSEN
Bo GEORGE MACKAY
Kielyr SAMANTHA ISLER
Vespyr ANNALISE BASSO
Rellian NICHOLAS HAMILTON
Zaja SHREE CROOKS
Nai CHARLIE SHOTWELL
Leslie TRIN MILLER
Harper KATHRYN HAHN
Dave STEVE ZAHN
Justin ELIJAH STEVENSON
Jackson TEDDY VAN EE
Claire ERIN MORIARTY
Ellen MISSI PYLE
Jack FRANK LANGELLA
Abigail ANN DOWD
Dueño de la pequeña tienda GALLEN OSIER
Niña adolescente HANNAH HORTON
Oficial Skadden REX YOUNG
Gerente del supermercado THOMAS BROPHY
Sacerdote MICHAEL L MILLER
Acomodador del funeral GREG CROOKS
Médico de la sala de emergencias LOUIS HOBSON
Coordinador de dobles – Washington MICHAEL HILOW
Coordinador de dobles – Nuevo México AL GOTO
JOSH KEMBLE
Doble de Vespyr LUCI ROMBERG
Doble de Rellian KEVIN MANGOLD

Disfruta de esta película a partir del 14 de Abril en Megacable On Demand.

¡Comparte!
Tags

About the author - lrodriguez