Dallas VS Gigantes el partido que no se vió

Una de las rivalidades más emocionantes del Fútbol Americano.

Año con año vivimos emocionantes partidos de Fútbol Americano como si fuera el último, y la buena noticia es que estamos disfrutando los Playoffs de la NFL donde Nueva Inglaterra ha demostrado ser el mejor equipo de la temporada. Otro equipo destacado son los Packers, quienes derrotaron en la primera ronda de la fase final a los Gigantes y en la segunda ronda de la fase final a los Vaqueros.

La competencia es algo clásico (y emocionante) en este tipo de deporte, y una de las más grandes rivalidades dentro del Fútbol Americano es la existente entre los Vaqueros de Dallas y los Gigantes de Nueva York. Pero esta rivalidad no es nueva si lo analizamos detenidamente, esta enemistad deportiva inicia en 1960, cuando los Vaqueros y los Gigantes nacen como equipos durante la expansión de la NFL.

¿Cuál es el origen de la rivalidad entre los Vaqueros y los Gigantes?

El comienzo de esta rivalidad es difícil de encontrar, pero quizá la mejor pista que tenemos de ello fue durante el primer juego que los dos equipos disputaron en 1960, lo que resultó en un empate 31-31.

Después de haber sido indiscutiblemente el equipo más dominante en la temporada de los años 1950 y principios de los 60, los Gigantes entraron en un período de juego pobre donde no hicieron Playoffs de 1964 a 1981. Mientras que los Gigantes dominaron a los Vaqueros en los primeros años de la rivalidad, los Vaqueros tomaron el control desde mediados de los años 70 hasta principios de los 80, ganando 17 de las 20 encuentros durante la temporada de los años 70.

En los años ochenta, sin embargo, los Gigantes retrocedieron, y la rivalidad ha sido relativamente igualada desde entonces con periodos intermitentes de dominación (los Gigantes a finales de los 80 y los Vaqueros a principios de los 90). Esta es una rivalidad única en los deportes estadounidenses en donde ningún otro equipo de la zona de Texas está en la misma división que un equipo del área de Nueva York, o tiene una rivalidad constante con uno, muy probablemente debido a la distancia geográfica donde están relativamente alejadas las dos regiones. Aunque, durante los años 60, los Jets de Nueva York eran rivales de la división con los Engrasadores de Houston (ahora Titanes de Tennessee) en la División del Este de la liga de Fútbol Americano.

Tom Landry, el último Vaquero

Otra faceta importante de esta rivalidad fue gracias a uno de los más grandes entrenadores de la NFL, Tom Landry.

Landry fue una de las figuras más importantes dentro de la historia de ambas franquicias, integrándose al equipo de los Gigantes en 1947, sería tres años más tarde cuando realmente jugó y se destacó en el equipo. Él jugó en varias posiciones dentro del equipo como; back defensivo, halfback y mariscal de campo, y en esos papeles registró un increíble desempeño como jugador. Hizo un Pro Bowl o Tazón de las Estrellas como jugador en 1954, la misma temporada en la que se unió al equipo como Coordinador Ofensivo de los Gigantes, mientras que Vince Lombardi era el coordinador ofensivo. Landry inventaría la Defensa 4-3 y se desempeñaría como Coordinador Ofensivo hasta 1959. Landry lideró a una de las mejores defensas entre 1956 y 1959. Los dos coaches crearon una lealtad en la tribuna llevando a los Gigantes a tres apariciones en el campeonato de la NFL en cuatro años. Los Gigantes vencieron a los Osos de Chicago 47-7 en 1956, pero perdieron ante los Baltimore Colts en 1958 y 1959.

En 1960, Landry se convirtió en entrenador en jefe de los Vaqueros de Dallas y en las 29 temporadas fueron 35-17-2 contra los Gigantes.

Los Vaqueros tuvieron un inicio difícil con 0-11-1 durante su primer temporada y 5 victorias o menos en las siguientes cuatro. El trabajo duro y la determinación de Landry rindió frutos, obteniendo un récord de 7-7 en 1965. En 1966, sorprendieron a la NFL con 10 victorias y llegando al juego de campeonato. Dallas perdió el partido ante los Green Bay Packers, pero esa fue la primera de una racha ganadora de 20 temporadas entre 1966 y 1985.

Te compartimos una de sus frases más célebres:

“When you want to win a game, you have to teach. When you lose a game, you have to learn.” (Cuándo quieres ganar un juego, tienes que enseñar. Cuando pierdes un juego, tienes que aprender.) —Tom Landry

Sin duda alguna esta ha sido una rivalidad llena de emociones. Los equipos se han enfrentado en 110 ocasiones, donde Dallas ha dominado a los Gigantes ganando 62 del total de juegos, rompiéndole el corazón a los fanáticos del equipo de Nueva York.

¿Te hubiera gustado ver a estos dos equipos enfrentarse en el Super Bowl LI? Si es así, ¿Quién crees que hubiera ganado?

¡Comparte!

About the author - Isabel Murillo