Efectos de sonido detrás de las películas

Una buena película se compone de diferentes elementos, debe haber un excelente guión, buenos actores, buenos directores, un buen uso de escenarios y un soundtrack que te ponga la piel chinita cada vez que la oigas y que te transporte a la escena en la cual lo escuchaste por primera vez. Pero, ¿qué hay de los efectos de sonido?

Detrás de cada escena hay un sin número de efectos de sonido que se deben de incluir, a estos se les denomina efectos de sala o foley, en honor a su creador en 1927 Jack Foley.

Un artista foley tiene la tarea de crear sonidos de personajes reales y ficticios por lo que en ocasiones deben inventar sonidos para los objetos, como en el caso de Star Wars.

En la actualidad, con la tecnología que tenemos es mucho más simple captar los sonidos de las escenas, sin embargo se siguen escapando detalles y es cuando se usan los foleys. Hay un número infinito de sonidos para añadir a las películas y cada artista tiene su propio método e instrumentos que han ido perfeccionando durante sus carreras.

A continuación te dejamos algunos de los foleys que menos esperarías.

 

  • El relinchar de un caballo es en realidad un humano replicando el mismo sonido.
  • Al desenvainar una espada se puede usar un pedazo de metal con una espátula.
  • Para crear nieve se pueden usar guantes de box y restregarlos contra la tierra.
  • Al estirar una cinta de cassette se puede recrear el sonido de una puerta de madera abriéndose.
  • Las puertas eléctricas cerrándose se pueden representar al golpear una bolsa de basura inflada.
  • Al estirar una camisa sin parar se puede crear un latido de corazón.
  • Si golpeas tijeras viejas una contra otra se puede hacer un sonido intenso de manecillas.
  • Al empujar una caja de metal por el suelo se puede crear una atmósfera de terror.
  • Unos caballos caminando en empedrado se pueden representar al golpear dos cocos huecos.
  • Los huesos rompiéndose se crean al romper en dos un manojo de apio.
  • Un tren a toda velocidad en las vías se hace con una sencilla caja de macaroni and cheese.

 

Estos son algunos ejemplos de los miles de foleys que se pueden crear, es un trabajo poco conocido pero que hace que una película tenga muchísima calidad. Hay que tener en cuenta que si en la escena hay un caballo, debe de tener el sonido que hace al caminar, al relinchar, al galopar e incluso al exhalar.

Si quieres ver artistas foleys en acción te recomendamos el siguiente video:

 

¡Comparte!

About the author - Isabel Murillo