Marionetas

Las Marionetas más siniestras

¿Te atreves a conocer a las marionetas más siniestras? Sabemos que probablemente les tengas un respeto inexplicable y es que admitámoslo, las marionetas siempre han dado un poco de miedo.

Puede que tengan chapitas y una sonrisa relativamente amigable, pero todos hemos sentido que debajo de esa fachada amigable podría existir un ser bastante maligno.

Marionetas

No apagues la luz y atrévete a verlas:

Esta es la primera de las marionetas siniestras ya que tiene una mirada tan fija y profunda que se siente como si tratara de entenderte. Quien sabe, tal vez en otra vida esta marioneta fue una policía aterradora.

Marionetas

¿Te imaginas a esta marioneta a medio show? Se ve que en cualquier momento podría saltar de su ventrílocuo y regañar al público por sus malos comportamientos y luego llamaría a sus amigas marionetas.

Marionetas

Si esta marioneta estuviera viva, sin duda sería bully. Su mirada agresiva y sus manos ensangrentadas te da la sensación de no querer cruzarte nunca con este tipo de marionetas a altas horas de la noche.

Marionetas

Una marioneta que parece ser traída del más remoto oriente. Su mirada perdida y la máscara que contenía su sonrisa, te da a entender que aunque fue amigable, eso se acabó. Sin duda esta es una de las marionetas más reales y aterradoras.

Marionetas

Imagínate esta historia: vas manejando en el bosque cuando se atraviesa un ciervo y chocas, sales del coche y lo único que puedes ver es la luz de la ventana de una mansión. Mojado por la tormenta, llegas a la puerta y esta marioneta te abre la puerta. Si esto te pasa, ¡huye!

Marionetas

¡Felicidades, lo lograste! Ahora si visitas una tienda de marionetas estarás a salvo de sacarte el susto de tu vida, aún así te recomendamos no acercarte mucho a ellas ni verlas fijamente, quién sabe lo que puedan ocultar.

Marionetas

Si es que se te aparece alguna de estas marionetas en sueños, sería mejor si conocieras: El significado de los sueños ¿no crees?

¡Comparte!

About the author - Isabel Murillo